957 271 667 C/ Ebro, 14, 14012, Córdoba info@canodent.com

Montaje Semiajustable

montaje semiarticulado

 

La evolución de las prótesis dentales a lo largo de la historia ha favorecido que, durante todo ese tiempo, hayan ido apareciendo números articuladores con los que realizar los montajes semiajustables.

Desde el primero, que fue creado por Gairot en el año 1805, que enfrentaba los modelos superior e inferior entre sí fijándolos con una llave de escayola que permitía su separación, hasta llegar al modelo más actual que incluye programas informatizados, el avance ha sido continuo y cada vez mayor.

Los articuladores son (según define la Academy of Denture Prosthetics) unos aparatos mecánicos que representan las articulaciones temporomandibulares y componentes de los maxilares al que pueden incorporarse modelos del maxilar y de la mandíbula para simular el movimiento de estos últimos. Estos recrean cada movimiento mandibular bordeante, por lo que su función principal es sustituir al paciente en su ausencia y reproducir la dinámica mandibular y su relación con las arcadas dentarias y el macizo cráneo-facial.

Estos articuladores ofrecen numerosas ventajas:

  • Los modelos pueden ser observados desde las caras linguales, permitiendo detectar interferencias oclusales que en la boca serían muy difíciles de poder identificar.
  • Evita que el paciente sufra molestias en el proceso, simplificando así los procedimientos del diagnóstico, la planificación y el ajuste oclusal.
  • La cooperación del paciente no es un elemento clave una vez que se obtienen los registros que se necesitan para programar el articulador.
  • Los articuladores que se utilizan en prótesis fija permiten una correcta reconstrucción de las superficies oclusales. En el caso de las prótesis completas el uso de los articuladores es imprescindible para poder obtener una oclusión balanceada bilateral y en el de las prótesis parciales removibles resultan muy útiles para montar de manera correcta los dientes artificiales.

Los articuladores deben cumplir una serie de requisitos:

  • Deben poder conservar con la mayor precisión posible la relación horizontal y vertical de los modelos de cada paciente, por lo que deberán contar con un dispositivo de fijación central.
  • Los modelos del paciente deben poder retirarse con facilidad y colocarse sobre el articulador sin que se pierda la relación horizontal y vertical.
  • Deben permitir hacer coincidir el eje de apertura-cierre con el de bisagra terminal y reproducir los movimientos bordeantes mandibulares.
  • Deben tener un vástago para la guía incisal que se pueda ajustar y calibrar, lo que permite al dentista y al técnico del laboratorio controlar la dimensión vertical del paciente.
  • Su construcción ha de ser precisa, rígida y con materiales no corrosivos. Las partes móviles, además, deben resistir el desgaste.
  • Han de aceptar la trasferencia de un arco facial utilizando un punto de referencia anterior.
  • Su diseño siempre tendrá que garantizar que habrá una distancia adecuada entre miembros superiores e inferiores, sin obstaculizar la visión de la parte posterior. Además, tiene que mantenerse estable en la zona de trabajo y no debe ser ni voluminoso ni pesado.
  •  Deberán permitir el ajuste sencillo de la inclinación de la trayectoria condílea y el ángulo de Bennett.

En Canodent disponemos de todo tipo de articuladores para la realización de montajes semiajustables. Solo tienes que enviar los modelos con el registro de mordida e indicar el tipo de articulador. Gracias a estos datos podremos montarlo en el mismo en el laboratorio.